Escasez de Alimentos: ¿Guerra Económica? o ¿Economía de Guerra?

El pasado 11 de febrero, en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, se debatió el tema de la escasez de alimentos en Venezuela, donde tuve la oportunidad de ser vocero por parte de la MUD y cerrar ese debate; tengo que admitir que no salí de mi asombro al escuchar las distintas intervenciones sobre este particular de los voceros de la bancada minoritaria de Maduro, donde afirmaban con mucha vehemencia que en Venezuela existe una Guerra Económica generada por la Empresa Privada Imperialista contrarrevolucionaria que quiere desestabilizar al Gobierno de Nicolás Maduro y que esa Guerra Económica consiste en el acaparamiento de los productos por parte de este sector para generar escasez y desabastecimiento de la canasta básica en nuestra población. A pesar de estas afirmaciones en esta sesión por parte de los voceros del PSUV, es decir de la bancada de la crisis, el pueblo no se comió ni se come ese cuento de la Guerra Económica, porque saben muy bien que las largas colas que tienen que hacer por horas para poder adquirir los productos de primera necesidad tienen un solo responsable y ese es el Gobierno de Nicolás, es por ello la expresión de cambio reflejada en las urnas electorales el pasado 6 de diciembre. Ese día de la sesión, como les dije, tuve la oportunidad de cerrar el debate sobre este tema y de desmontar este discurso falso y perverso por parte de la bancada de la crisis de que en Venezuela existe una Guerra Económica y hoy le reafirmo a todo el pueblo venezolano que aquí no existe ninguna Guerra Económica, sino una Economía de Guerra, fomentada por Nicolás y su grupito de enchufados.

El Gobierno de Nicolás representa un modelo político y económico que fracasó en el mundo y también en Venezuela, un gobierno que expropió casi 4 millones de hectáreas de tierras productivas y hoy están ociosas, un gobierno que se robó casi 300 empresas de alimentos y hoy están desoladas, abandonadas; amén de más de 1000 empresas de otros rubros que se encuentran en las mismas condiciones; pero eso no es casual, eso es premeditado y planificado, porque esa es la filosofía de ese modelo económico, donde el Estado se convierte en el amo y dueño absoluto de todo el aparato de producción y de servicios y el pueblo de nada, justamente para someterlo y controlarlo, acostumbrándolo a recibir las migajas que ofrece el Gobierno y sumergirlo en la desesperanza y la frustración.

En Venezuela no existe  Guerra Económica alguna por parte de venezolanos emprendedores, sino lo que existe es una Economía de Guerra de un grupito de enchufados que acabaron con la producción del país para así ellos enriquecerse ilícitamente con la importación de alimentos de otros países que no tienen control de calidad y con una sobrefacturación de precios superior al 300 % de su valor.

Denunciamos lo que denominamos la MAFIA ROJA

La Mafia Roja es una delincuencia organizada e institucionalizada en nuestra Venezuela, producto de la dualidad de la tasa cambiaria existente; donde vemos como empresas de maletín son los únicas que han tenido acceso a las divisas a una tasa para alimentos y medicinas de 6,30 Bs por dólar, y luego al adquirir los dólares, ese grupo de enchufados los vendían y los siguen vendiendo al mercado negro a Bs 900 por dólar, es decir, que estos señores en apenas 24 horas logran tener de $1.000.000 de dólares a tener $100.000.000, eso es igual o peor que ser NARCOTRAFICANTES. La única verdad es que los que distorsionan la economía de nuestra Venezuela son estos enchufados rojos que están desangrando a nuestra nación y que han importado alimentos a nuestro país  sin ningún tipo de control de calidad ni muchos menos encargarse de su distribución, por eso vimos el caso de Pdval donde se pudrió más de 1500 contenedores de comida y todo esto es porque sólo les interesa que la mercancía llegue a puerto, para ellos cobrar los dólares y desfalcar a la Nación. La semana pasada, todos los venezolanos esperábamos de la alocución de Nicolás medidas claras y concretas para salir de la crisis, pero nos encontramos que va a seguir esta mafia roja al mantener la dualidad cambiaria en vez de unificarla.

Presentación de la Ley de Impulso de Producción Nacional:

Esta es la verdadera Economía de Guerra existente en nuestra Venezuela y es por ello que la bancada de la MUD presentó una solución concreta para salir de este atolladero y pudimos observar que fue presentado por el diputado Julio Borges el Proyecto de Ley de Impulso de Producción Nacional, donde se promueven los productos hechos en Venezuela, donde en vez de que se despilfarren 45 mil millones de dólares al año supuestamente para importar alimentos, se establece que ese dinero sea destinado al campo venezolano para producir alimentos hechos en Venezuela; así como también, evaluar todas las tierras y empresas expropiadas por el Estado y que están abandonadas para ponerlas a producir.

Para finalizar, les dejo el link de lo que fue nuestra participación en la Asamblea Nacional sobre este particular, https://youtu.be/8gpgJx4EmWM Será hasta el próximo martes.

Por el Diputado Jony Rahal/Twitter: @prensajony  @jonyrahal

Deja un comentario